10 Cosas que debes hacer a la hora de iniciar tu propia tienda en línea

Iniciar una tienda online es súper fácil. Aquí hay 10 cosas que debes hacer o simplemente tener en cuenta a la hora de iniciar tu propia tienda en línea.

1. Elige cuidadosamente tu sistema

Elige un sistema que sea popular y disponga de una comunidad grande, que permita crear tiendas funcionales y atractivas. Si no deseas enredarte con temas de código, una plataforma alojada como, por ejemplo, Shopify es una de las mejores soluciones (planes desde 30 dólares al mes para hasta 100 productos).

En caso de que te guste controlar todos los aspectos del sitio, incluso su código, opta por WordPress con uno de sus populares complementos de comercio electrónico como, por ejemplo, Jigoshop, o por una solución e-commerce de código abierto como OpenCart.

En cualquier caso, normalmente se necesita pagar por temas (encuentra muchas plantillas premium en https://www.templatemonster.com/es/ecommerce-plantillas.html) y funciones adicionales, aunque el sistema básico es gratuito.

2. Presta atención a SEO

Si no conoces mucho sobre este tema, puedes apoyarte en una agencia de publicidad digital, actualmente muchas tiendas en línea están luchando por salir de la zona de descenso después de que Google cambió su algoritmo. ¿Por qué?
Las descripciones de productos suelen ser cortas. Por lo tanto, los motores de búsqueda identifican una pequeña cantidad de contenido en la página como “contenido de baja calidad”.
Las variaciones del mismo producto (es decir este mismo producto en varios tamaños y colores) pueden generar URL únicas con contenidos duplicados. Todas estas deben ser canónicas.
Los productos en varias categorías crean URL duplicadas; una vez más, asegúrate de que utilizas rel-canonical.
Las categorías de productos suelen abarcar varias páginas y miles de productos. Asegúrate de que todos los elementos están indexados con el uso correcto de las etiquetas.

3. Optimiza, optimiza, optimiza…

Si tu página web carga lentamente, inevitablemente vas a perder clientes. En caso de que te hayas decidido por una solución alojada para iniciar tu tienda en línea, no hay mucho que puedes hacer y probablemente no necesitas hacerlo, pero si has configurado una tienda sobre un WordPress u otro sistema autoalojado, la optimización de la velocidad de carga de tu página es absolutamente esencial.



4. Sé único

A menos que produzcas tus propios productos, es muy probable que estés utilizando las descripciones y fotografías de productos predeterminadas por otros. Eso es mala idea, porque entonces tu sitio web tendrá casi el mismo contenido que cientos de otras tiendas en línea que venden productos del mismo proveedor.

Por lo menos reescribe todas las descripciones de productos. Además, te recomendamos sacar tus propias fotos de producto. En caso de que sigas esta última recomendación, también puedes utilizar un complemento jQuery especial que te permita rotar imágenes 360 grados. A la gente le gusta mirar productos de arriba, a abajo.

5. Comprueba la competencia

En general, todo propietario de un sitio web, ya sea una tienda en línea, un blog o una página personal, debe conocer a su competencia. Simplemente escribe una palabra, la palabra clave que planees utilizar para tu tienda en el campo de búsqueda de Google y revisa los resultados. Si las páginas de la lista de resultados están mal diseñadas y obsoletas, felicidades, porque eso significa que tienes oportunidad de superar a la competencia de manera rápida y fácil, pero todavía tendrás que estar al acecho, ya que en cualquier momento alguien con un sitio mucho más avanzado que el tuyo puede entrar en el mercado para convertirse en tu competencia directa.

Si todas las páginas de la lista están bien diseñadas y obviamente exitosas, piensa en qué puedes hacer para ser más atractivo y competitivo.

6. Vender no es suficiente

El surtido de las tiendas en línea es tan grande, que son los consumidores quienes eligen dónde hacer compras. A menos que ofrezcas un precio menor, que es muy difícil de hacer, puesto que casi cualquier persona puede iniciar una tienda virtual sin ningún costo y competir con la ayuda de subvaloración, necesitas ofrecer algo más que una tienda en línea. Las marcas ya establecidas pueden cobrar más, porque ya tienen una base de clientes leales.

Como nuevo vendedor, no tienes ni marca ni posibilidad de ofrecer precios bajos, por lo que te recomendamos utilizar tus conocimientos y habilidades para ofrecer algo más que una tienda regular. Por ejemplo, puedes empezar a escribir entradas de primera calidad o reseñas que contengan enlaces a tus propios productos, y de esta manera hacerte un experto. Comparte tus conocimientos con otros miembros de la comunidad (si hay una) y tu base de visitantes crecerá, así como tu base de clientes leales.



7. Pide ayuda del cliente para ampliar tu contenido

Hoy en día, no es suficiente tener una imagen de producto y su descripción corta… Así que te invitamos a aprovechar un poderoso recurso que probablemente no has utilizado antes: tus clientes. No subestimes el deseo de las personas por compartir sus opiniones sobre productos, especialmente si ofreces premios o descuentos para los autores de las mejores reseñas.

Cada vez que un usuario comparte una foto con etiqueta en Instagram, esta imagen aparecerá en la página del producto. ¿Por qué limitarte a una foto de producto cuando puedes tener 20?

8. Datos y videos estructurados

Los datos estructurados o rich snippets (fragmentos enriquecidos) son códigos especiales que se añaden a una página para describir su tipo de contenido; esta descripción puede incluir vídeos o reseñas de clientes. Al insertar el código en tu página, Google va a utilizarlo (claro que no hay garantía del 100%) cuando la página aparezca entre los resultados de búsqueda.

9. Boletín informativo

El boletín informativo es el arma secreta del comercio electrónico. Ya que, al momento de completar el pedido, puedes pedirle al usuario que se suscriba al boletín; incluso marca esta opción de forma predeterminada. Asegúrate de resaltar la opción de suscripción en la página de inicio. Este formulario debe ser fácil de completar y ofrecer algo por completarlo (por ejemplo, un cupón de descuento).

Dentro de una semana, envía un recordatorio y pide a uno de tus clientes que escriba una reseña o agregue unas fotos del producto comprado. ¿Sabes que eBay y Amazon hacen esto?

10. Redes sociales

Todo el mundo tiene perfil en Facebook, y tu tienda no es una excepción. Es otra herramienta de marketing directo que debes utilizar para interactuar con los clientes, responder a sus preguntas de manera abierta y pública, ofrecer información sobre los productos que vas a vender en el futuro y promover descuentos.

Es necesario integrar un conjunto de botones de acciones de redes sociales en cada una de las páginas de tu tienda online.

Sin duda, iniciar una tienda en línea exitosa no es como el abecé, pero estos consejos te ayudarán a hacer los primeros pasos correctos. ¡Suerte!